Y justo cuando la oruga pensó que era su final, se transformó en mariposa

domingo, 20 de junio de 2010

El siempre grande y extravagante Dalí

videoVideo de ART BOOK
Cada cuadro de Dalí es una ventana abierta a la imaginación. Es la imaginación llevada al lienzo. ¿Estaba loco? o ¿dada su genialidad podía permitirse esas excentricidades?
Si atendemos a lo que se considera locura es la persona que tiene un comportamiento que se aparta de la normalidad, cuando existe una pérdida de control en la que los sentimientos se muestran desinhibidamente, en que los actos pueden ser objetivamente absurdos e inútiles. Recordemos algún otro episodio de su vidao, aquel en el que el público londinense esperaba ansioso en el auditorio la aparición del genio más loco y el loco más genial. De pronto, ante la abigarrada y sorprendida multitud lista para escuchar a un pintor hablar sobre el surrealismo, aparece un personaje vestido con traje de buzo, con escafandra, tanque y aletas incluidas. Ahí estaba Salvador Dalí, listo, según sus propias palabras, para sumergirse en las profundidades del inconsciente de la mente humana. creo que se estableció en su mundo onírico y del que no salió. Gracias a eso nos ha dejado la obra, su obra, para recreo y disfrute.

Esta canción de la Oreja de Van Gogh puede acompañar en la lectura de esta entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario